Seleccionar página

Hoy, desde el equipo de Etimoé, queremos invitarte a descubrir con nosotros el mundo del diseño de interiores en Murcia.

A lo largo de este artículo intentaremos comprender su cometido a través de su definición y campo de acción. Además, también veremos las ventajas que puede tener contratar a un experto para tus proyectos.

Todos nos hemos encontrado, en mayor o menor medida con la posibilidad de redecorar una estancia, la necesidad de remodelar una vivienda o cambiar la decoración de esa habitación con tantas posibilidades que siempre quisimos aprovechar mejor. El diseño de interiores en Murcia puede ayudarte a solucionar esta clase de proyectos aprovechando los recursos al máximo y trayendo a la realidad ese sueño que tenías para ese espacio antes olvidado.

A lo largo de este artículo definiremos el diseño de interiores en Murcia y conoceremos mejor sus fundamentos y ventajas. Vamos a comenzar ahora por el principio; respondiendo esa pregunta básica que todos podemos hacernos en cualquier momento ante la necesidad de realizar un proyecto:

¿Qué es el diseño de interiores en Murcia?

Cunado nosotros comenzamos a realizarnos esta pregunta, es natural que en muchas ocasiones nos venga a la cabeza la decoración de interiores. Ella es la encargada de la estética de un espacio y tiene un objetivo claro: la elaboración de lugares armoniosos y que puedan considerarse bellos de acuerdo a un estilo o corriente de diseño.

Es necesario no confundir este término con el diseño de interiores en Murcia. No es que no tengan nada que ver, sino que se complementan. El mundo del interiorismo, además de la vertiente puramente estética y bella, se encarga de la funcionalidad y el aprovechamiento de los espacios, ya estén totalmente creados y llevados a cabo o necesiten remodelaciones para llegar hasta su máximo potencial.

Podemos deducir, por lo tanto, que el diseño de interiores es la disciplina que se encarga de la gestión del espacio en un contexto determinado. El profesional de este campo es el encargado de analizar y visualizar las posibilidades de un lugar para traer a la realidad las ideas del cliente. Remarcamos, de nuevo, que además de prestar atención a la estética que lucirá, por ejemplo, una vivienda cuando el proceso haya terminado, también se centra en la funcionalidad.

Es necesario que los distintos lugares que conforman un proyecto faciliten las misiones para las que fueron creados. Si nos centramos, por ejemplo, en el salón de una vivienda, el interiorismo debería tener en cuenta el uso que se le dará a la estancia, el tiempo que se invierte en ella, las actividades que se realizan… De esta manera podrá aplicar sus procedimientos para que el uso que posteriormente se le dará se lleve a cabo de forma natural y cómoda.

Como podemos observar, el interiorismo se relaciona con el mundo de la arquitectura y también de la comunicación. Es necesario que un buen diseñador comprenda el espacio del que dispone y sepa analizar perfectamente los elementos arquitectónicos de los que dispone o podría disponer. Por otra parte, es igualmente útil que sepa transmitir sus ideas a los clientes por medio de distintas variedades de proyectos tras haberlos escuchado de forma activa para plasmar sus necesidades y requerimientos en las propuestas que ofrezca finalmente.

El diseño de interiores en Murcia conjuga estética y funcionalidad. 

Por otro lado, si quieres saber más sobre interiorismo y las tendencias estéticas que nos acompañarán durante este verano, te recomendamos leer este artículo.

¿Cuáles son los fundamentos del diseño de interiores?

Tal y como mencionábamos anteriormente, el diseño de interiores en Murcia está relacionado también con la comunicación a través de los espacios que crea. En este sentido, podemos encontrar en él una dualidad que lo hace único por cómo es capaz de equilibrarla. Vamos a verla a través de dos de sus principales valores o fundamentos:

Diseño de interiores: Armonía

Diseño de interiores: Armonía

Armonía

Es necesario que los distintos elementos, tanto arquitectónicos como decorativos que vayan a estar presentes en el resultado final de un proyecto sean armoniosos. Esto quiere decir que todos deben ser realmente una parte de un todo completo. En este sentido, la tendencia que podamos seguir a la hora de decorar un lugar puede darnos una pista sobre el aspecto que deberían tener los diferentes componentes. También tendrá espacio otros aspectos como la paleta de color empleada y los materiales.

Un buen diseñador conseguirá estancias consideradas balanceadas, que no sobrecarguen la vista con elementos que carguen visualmente demasiado a la persona que usa la habitación.

Contraste

Aunque la armonía debe permanecer, para el cliente puede ser importante resaltar determinadas zonas, ya sea por su uso, función o, simplemente gusto. De este modo, el diseño de interiores en Murcia debería ofrecer contraste, ya sea a través de colores, tamaños o demás recursos que reclamen la atención al entrar en una estancia.

El contraste en ningún momento romperá la unidad aportada por la armonía, pero sí que puede encargarse de asumir un papel protagónico en el resultado final de un proyecto de interiorismo.

La armonía y el contraste son aliados en los proyectos de interiorismo

¿Cuáles son las fases que atraviesa una reforma?

En todo proyecto se atraviesan distintas fases. El interiorismo no es distinto. Si nos fijamos directamente en las partes que conlleva una reforma, podremos establecer secciones claramente diferenciadas. Estas engloban todo el proceso, desde la demolición hasta las fases finales de pintura y decoración. A continuación, hablaremos sobre cada una de ellas.

Fase inicial

En esta primera fase el cliente deberá atravesar un proceso de mudanza. Es necesario que se lleve a cabo de forma total en lugar de parcial. De este modo, ningún elemento de la persona que desea iniciar la reforma sufrirá ningún tipo de daño. Es necesario tener en cuenta que la vivienda se convertirá en un espacio de obras y trabajo.

Fase de demolición

En caso de ser necesaria, se procederá al derribo de tabiques y otros elementos. Estas acciones siempre deben ser llevadas a cabo por profesionales para garantizar las condiciones necesarias de seguridad.

Tras este paso, se procederá a la retirada de los escombros y el espacio quedará limpio y diáfano. Es en este punto cuando comenzará a surgir la nueva forma de la vivienda.

Fase de creación

Aquí se procederá a dibujar en los suelos las líneas que delimitarán los futuros tabiques y espacios de la vivienda. Cuando estemos seguros de que se corresponden a los planos elaborados en las fases previas de diseño, se procederá a levantar dichos elementos.

Fase de instalaciones

Diseño de interiores: Instalaciones

Diseño de interiores: Instalaciones

Antes de que las paredes sean cerradas se deberá llevar a cabo un proceso de instalaciones para que la casa sea totalmente funcional. En este sentido, podremos encontrar instalaciones de:

  • Fontanería
  • Electricidad
  • Ventanas

Una vez terminados estos trabajos podrá iniciarse el proceso de sellado de las paredes.

Fase de acabados

Cuando contemos con los tabiques necesarios, todas las instalaciones hayan sido realizadas de forma correcta y las paredes estén selladas, se iniciará la fase de instalación de los acabados. En este sentido, nos referimos, por ejemplo, a los suelos de la casa. También será el punto en que los azulejos destinados a baños o cocinas puedan ser colocados.

Fases de pintura y carpintería

En este momento la reforma ya se encontrará en un estado muy maduro. Será el momento de comenzar con los trabajos de pintura y carpintería. Os explicamos el orden en que deberían llevarse a cabo.

  • Primera etapa del equipo de pintores: Aquí el equipo de pintores se encargará de aportar masilla u otros elementos que puedan contribuir a la creación de texturas para las paredes.
  • Equipo de carpintería: Se instalarán puertas, partes de la cocina y demás elementos que requieran de carpintería.
  • Segunda etapa del equipo de pintores: En este punto solo será necesario el añadido de color a las paredes.

Fase de decoración

En este punto solo quedará distribuir y colocar los elementos de mobiliario y decoración que lucirá cada una de las estancias de la casa. Recordemos que las funciones que desempeña el decorador de interiores no se limitan únicamente a esta última fase. Es recomendable que sea un engranaje más del proceso desde sus inicios, ya que será necesario, por ejemplo, para la correcta distribución de enchufes y otras instalaciones de acuerdo a las decoraciones y estilos que aplicará a las distintas habitaciones de la vivienda reformada.

Y para terminar…

Si necesitáis los servicios de un equipo de diseño de interiores en Murcia, no dudéis en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte a traer a la realidad esa idea que tanto deseas. ¡Te esperamos!